fbpx

en es

¿Quién tiene la responsabilidad de pintar una vivienda arrendada según la Ley 820 de 2003?

Compartir

La complejidad de la relación entre arrendadores y arrendatarios a menudo genera inquietudes y preguntas sobre los derechos y obligaciones de ambas partes. En este contexto, una de las cuestiones más recurrentes es la referente a quién debe asumir la responsabilidad de pintar una vivienda arrendada, para abordar esta pregunta y evitar posibles conflictos, es esencial que ambas partes conozcan a fondo sus derechos y deberes, lo cual puede encontrarse detallado en el contrato de arrendamiento.

Antes de proceder con la firma del contrato, se recomienda una lectura minuciosa y, en caso de dudas, buscar el asesoramiento de un abogado especializado. Este paso es crucial, ya que el contrato no solo establece las condiciones de arrendamiento, sino que también aborda numerosas preguntas que pueden surgir durante la vigencia del contrato.

Volviendo a la pregunta central sobre la pintura de una vivienda arrendada, la Ley establece claramente que el arrendatario tiene la responsabilidad de realizar el mantenimiento y las reparaciones locativas. Estas reparaciones se refieren a aquellas que son necesarias debido al desgaste normal del inmueble durante el período de arrendamiento. Específicamente en cuanto a la pintura, el arrendatario deberá encargarse de repintar la vivienda al finalizar el contrato, a menos que el deterioro sea mayor al que se hubiera producido sin el uso del inmueble.

También le puede interesar: ¿Cómo calcular el incremento en el arriendo en 2024?

Es importante destacar que se considera desgaste normal a aquellos rayones y manchas que resultan del uso regular y ordinario del inmueble. Sin embargo, si el deterioro es significativamente mayor al desgaste normal y es consecuencia del mal uso por parte del arrendatario, es el arrendador quien debe asumir la responsabilidad de la pintura. Este escenario es común en situaciones en las que el arrendatario ha utilizado el inmueble de manera indebida.

¿Cuáles son las obligaciones del arrendador y del arrendatario?

En Colombia, la Ley 820 de 2003 se erige como la normativa que regula las obligaciones tanto del arrendador como del arrendatario en un contrato de arrendamiento, proporcionando un marco legal que busca equilibrar las responsabilidades y derechos de ambas partes. Para una comprensión más completa de las obligaciones de ambas partes en un contrato de arrendamiento, es útil referirse al capítulo III de la Ley 820, aquí se detallan las responsabilidades tanto del arrendador como del arrendatario.

Obligaciones del Arrendador

  1. Entregar al arrendatario en la fecha convenida, o en el momento de la celebración del contrato, el inmueble dado en arrendamiento en buen estado de servicio, seguridad y sanidad y poner a su disposición los servicios, cosas o usos conexos y los adicionales convenidos.
  2. Mantener en el inmueble los servicios, las cosas y los usos conexos y adicionales en buen estado de servir para el fin convenido en el contrato.
  3. Cuando el contrato de arrendamiento de vivienda urbana conste por escrito, el arrendador deberá suministrar tanto al arrendatario como al codeudor, cuando sea el caso, copia del mismo con firmas originales. Esta obligación deberá ser satisfecha en el plazo máximo de diez (10) días contados a partir de la fecha de celebración del contrato.
  4. Cuando se trate de viviendas sometidas a régimen de propiedad horizontal, el arrendador deberá entregar al arrendatario una copia de la parte normativa del mismo.

Obligaciones del Arrendatario

  1. Pagar el precio del arrendamiento dentro del plazo estipulado en el contrato, en el inmueble arrendado o en el lugar convenido.
  2. Cuidar el inmueble y las cosas recibidas en arrendamiento. En caso de daños o deterioros distintos a los derivados del uso normal o de la acción del tiempo y que fueren imputables al mal uso del inmueble o a su propia culpa, efectuar oportunamente y por su cuenta las reparaciones o sustituciones necesarias.
  3. Pagar a tiempo los servicios, cosas o usos conexos y adicionales, así como las expensas comunes en los casos en que haya lugar, de conformidad con lo establecido en el contrato.
  4. Cumplir las normas consagradas en los reglamentos de propiedad horizontal y las que expida el gobierno en protección de los derechos de todos los vecinos.

Con estas disposiciones claras, la Ley 820 busca establecer un marco legal que promueva una relación armoniosa entre arrendadores y arrendatarios, minimizando la probabilidad de desacuerdos y conflictos. La comprensión detallada de las obligaciones de ambas partes contribuye a la transparencia y a un entendimiento mutuo, fundamentales para la convivencia pacífica en el ámbito de arrendamiento.

También puede visitar:
Ley 820 de 2003
¿Qué es la Adjudicación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos
torre 44
Somos #1 en Venta
Quedan pocas unidades, que esperas para adquirir el tuyo.